El salario variable, también conocido como bonus, presenta, en sus diferentes tipologías, una gran diversidad de vicisitudes jurídicas. En el presente texto, se analizan aquellos supuestos donde los trabajadores no han sido informados, con carácter previo, sobre los criterios anuales para la consecución de sus bonus.

A pesar de que cada supuesto requerirá un estudio individualizado, la jurisprudencia exige de forma clara, que los criterios para la consecución de los objetivos del salario variable, sean comunicados por la empresa con anterioridad al periodo en el que se tenga previsto valorar su consecución.

En este sentido, es muy importante que aquellos criterios fijados para la consecución de los bonus estén lo suficientemente detallados, debiendo ser además concretos y alcanzables. De no ser así, el trabajador podrá reclamar con el objeto de que los tribunales declaren nulos dichos criterios, con el consiguiente derecho del trabajador a percibir el bonus.

En consecuencia, la empresa está obligada a comunicar los criterios para alcanzar los objetivos que den derecho al bonus con carácter previo a su consecución y, además, estos criterios no pueden tener cláusulas que contengan objetivos leoninos o de imposible consecución.