La Tesorería General de la Seguridad Social viene denegando la aplicación de bonificaciones o reducciones de cuotas para los administradores de sociedades mercantiles que causen alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (conocidos como Autónomos Societarios), lo que ha generado gran controversia.

Desde IBERUM ABOGADOS hemos defendido que tal limitación no estaba contemplada en el Real Decreto-ley 4/2013, de 22 de febrero, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo, y que, por tanto,  la  Tesorería General de la Seguridad Social no puede limitar los derechos reconocidos en la ley ni establecer nuevos requisitos no previstos por el legislador. 

La normativa alude de manera genérica a trabajadores por cuenta propia incorporados al RETA, sin distinción ni discriminación entre autónomos y sin que se excluya expresamente a los administradores de sociedades mercantiles y, consecuentemente, sí pueden beneficiarse de la tarifa plana.

El Tribunal Supremo en sus recientes Sentencias de 2020 se pronunciado en este sentido, llevando a la Tesorería General de la Seguridad Social a cambiar sus criterios, por lo que los autónomos societarios pueden reclamar la devolución de las cuotas abonadas en periodos anteriores.

Así mismo, en el caso de que se haya recurrido previamente y exista una resolución firme desestimatoria, se podrá instar la revisión del expediente.