Cualquier autónomo, también los societarios, seguro habrá oído hablar de la prestación de cese de actividad, el conocido coloquialmente como “paro del autónomo”. Sin embargo, a pesar del paralelismo que puede haber con la prestación de desempleo a la que tienen derecho los trabajadores por cuenta ajena, los requisitos que dan derecho a la percepción a esta prestación son absolutamente distintos.

El reconocimiento del derecho a la protección por cese de actividad que se reconoce a los trabajadores autónomos está supeditado al cumplimiento de los siguientes requisitos:

  • Estar afiliados y dados de alta en el momento en que se produce el cese de actividad, ya sea en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia, como Autónomos (RETA) o en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar.
  • Si es RETA, haber solicitado en el RETA la baja a causa del cese de actividad. 
  • Haber cubierto, en el momento que se produce el cese, el periodo mínimo de cotización por cese de actividad, que debe ser de, al menos, 12 meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación de cese. 
  • Cotizar por la aportación correspondiente a la protección por cese de actividad. 
  • Encontrarse en una de las situaciones legales de cese de actividad recogidas en la Ley (veremos seguidamente). 
  • Suscribir el compromiso de actividad y acreditar disponibilidad para la reincorporación al mercado de trabajo a través de las actividades formativas, de orientación profesional y de promoción de la actividad emprendedora a las que pueda convocarle el Servicio Público de Empleo de la Comunidad Autónoma (o Instituto Social de la Marina, en el caso de los trabajadores del Régimen Especial de Trabajadores del Mar). 
  • No tener cumplida la edad ordinaria para causar derecho a la pensión contributiva de jubilación
  • Encontrarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. De no cumplirse esta condición, el trabajador tendrá que ingresar, en el plazo improrrogable de 30 días naturales, las cuotas debidas, regularizando su situación. 
  • En el caso de que el trabajador por cuenta propia tenga a uno o más trabajadores a su cargo, es requisito previo al cese de actividad el cumplimiento total de las garantías, obligaciones y procedimientos regulados en la jurisdicción social. Deberá aportarse declaración jurada. 

La baja en el régimen que corresponda de la Seguridad Social debe producirse por alguna de las siguientes causas:

  1. Por motivos económicos, técnicos o productivos que hagan inviable la continuidad de la actividad,siendo el más común el de sufrir unas perdidas superiores al 10% de los ingresos. En cualquier caso, este supuesto está excluido durante el primer año de actividad.
  2. Por causa de fuerza mayor.
  3. Por haber padecido violencia de género, cuando esto provoque el cese temporal o definitivo. 
  4. Por divorcio o acuerdo de separación matrimonial, en caso de que el autónomo viniera desempeñando funciones de ayuda familiar en el negocio de la persona de la cual se separa. 
  5. Por pérdida de la licencia administrativa, siempre que ésa pérdida no estuviera motivada por incumplimientos contractuales, por la comisión de infracciones, faltas administrativas o delitos imputables al autónomo solicitante. 

Sin embargo, para los autónomos económicamente dependientes (conocidos como TRADE), podrán invocarse unas causas distintas, que son:

  1. Finalización del contrato por terminación de su plazo de duración o por finalización del servicio.
  2. Incumplimiento contractual grave por parte del cliente. 
  3. Rescisión del contrato por parte del cliente, tanto si está justificada como si no lo está. 
  4. Jubilación, incapacidad o fallecimiento del cliente, siempre que esto impida la realización de la actividad.
  5. Las demás causas de los trabajadores autónomos independientes anteriormente mencionadas. 

Si usted, un familiar o conocido, precisa solicitar esta prestación o bien entiende que se le ha denegado indebidamente la misma a pesar de cumplir con los requisitos exigidos, desde IBERUM ABOGADOS le ofrecemos nuestro asesoramiento como especialistas en materia laboral. 

Ismael Istambul Fernández